Clase 2.- El medio, el paisaje, la región y el territorio

Para designar el conjunto de la realidad geográfica, los geógrafos han utilizado en el transcurso del tiempo cinco conceptos: medio (entorno), paisaje, región, espacio y territorio.
Estos cinco conceptos han articulado la Geografía de los últimos cien años y han determinado incluso la propia definición de la Geografía en función de la definición que adoptamos para el espacio geográfico. La Geografía como la ciencia que se centra en las relaciones del hombre con el medio. La Geografía como ciencia de los paisajes, como ciencia de la diferenciación de las superficies de la Tierra, como ciencia de los espacios terrestres o como ciencia de los territorios.
El concepto de medio. A menudo utilizamos un sinónimo, entorno. En geografía se utilizan para ello dos significados diferentes, medio geográfico y espacio natural. El concepto de medio pone su acento sobre las interrelaciones más significativas de los elementos de orden natural, relieve, clima, suelo, hidrografía y los sistemas de organización del hombre. Tiene relación especialmente con la Geografía Física (aquella que estudiamos en 1º de la ESO) y se acerca a otras ciencias como la Geología, la Ecología o la Biología que atienden también a estas consideraciones sobre el medio natural
El concepto de territorio. Es consecuencia de la delimitación espacial, de un proceso de apropiación de una parte de la superficie terrestre por un grupo social. El territorio sería el espacio de una sociedad, un espacio de dominio de una determinada cultura, de un pueblo. En cierta manera se acerca al territorio de un animal salvaje, el espacio que domina y utiliza.
El concepto de región geográfica. Tiene un peso muy importante por su uso social. El concepto tiene su origen en la geografía francesa que plantea dos modos de acercamiento. Un primer modo sería el del establecimiento de regiones como espacios homogéneos. Para ello determinamos las características comunes que permiten acotar ese espacio. Una segundo modo supone establecer la cohesión de una determinada región o regiones a partir de las relaciones que pueden establecerse entre espacios. Por ejemplo las relaciones que se establecen entre regiones desarrolladas industrialmente o entre espacios comerciales unidos por la extracción de materias primas y la transformación de las mismas.
El concepto de paisaje. Por último destacamos el concepto de Paisaje. El término está magistralmente descrito por Eduardo Martínez de Pisón como la suma del Medio Natural y la Cultura. De ese modo el paisaje recoge los elementos que determinan un espacio naturla y el modo en el que el hombre se apropia de él y lo transforma, dándole un sentido y una personalidad que es la que nosotros reconocemos cuando utilizamos el término. Por ejemplo, al concretar un paisaje como el Mediterráneo no sólo hablamos de un clima o una vegetación características, también observamos el modo en el que el ser humano ha aprovechado las condiciones naturales para el cultivo de unas especies determinadas de plantas (la vid, el olivo, ciertos árboles frutales), una configuración particular de los campos de cultivo, una arquitectura que tiene puntos en común en todo el arco Mediterráneo e incluso unos usos culturales que unen de manera evidente a todos los pueblos ribereños de este Mar. El término de paisaje es uno de los conceptos más importantes de la Geografía, y entronca con la tradición y las nuevas concepciones de la Geografía, particularmente con toda la geografía de la percepción, el modo en el que los geógrafos estudiar la manera en la que las sociedades valoran el espacio que ocupan dotándolos de significados de todo tipo
El concepto de espacio geográfico ha dominado la producción geográfica los últimos años. El espacio geográfico se ha definido como un producto social organizado, es decir, su extensión se define por la ordenación que estas sociedades producen y un sistema de relaciones entre los lugares. Se trata de un espacio creado por el hombre, que parte del medio natural y es el resultado de tres procesos significativos: un proceso de polarización (influencia de los lugares atractivos que actúan como centro - polos -); un proceso de establecimiento de límites (la adaptación a las dimensiones, la organización de fronteras); y un proceso de organización para dotarlo de una estructura, diferenciando espacios según actividad, estableciendo canales de comunicación o parcelando el territorio.